“Retirada accidental de sondas enterales en el paciente crítico”, artículo ganador de los Premios Metas 2020

Jueves, 25 de febrero de 2021

Mª del Mar Sánchez Sánchez, Susana Arias Rivera, Raquel Jareño Collado, Raquel Sánchez Izquierdo, Susana Barba Aragón, Elena Casado Osa, Jesús Cidoncha Moreno, Patricia Castejón Barruso, Teresa Alcalá Ponce de León y Virginia López López, del Hospital Univesitario de Getafe, en la Comunidad de Madrid, resultaron ser los ganadores de los Premios Metas 2020, con su artículo “Retirada accidental de sondas enterales en el paciente crítico”. Sánchez, Jareño y Cidoncha nos atienden para comentar su trabajo y qué ha supuesto para ellos este reconocimiento.

Teresa Alcala, Patricia Castejón, Susana Barba, Raquel Jareño y Jesus Cidoncha

Pregunta: ¿Por qué decidieron presentarse a los Premios Metas?

Respuesta: Sánchez: Nuestra labor investigadora siempre está orientada a encontrar una aplicación real en la práctica diaria, a la enfermera que, cada día, cuida al paciente crítico, un cuidado basado en la mejor evidencia posible. Los Premios Metas son una excelente oportunidad para dar a conocer nuestro trabajo, no solo en el ámbito de los cuidados intensivos, sino también para aquellas enfermeras puedan adaptar a su trabajo diario o incentivar una oportunidad de investigación en su entorno de cuidados.

Jareño: Presentarse a un premio de investigación es un incentivo para un grupo investigador. Por una parte, publicar el trabajo en una revista científica es la mejor forma de divulgar el conocimiento, y el fin mismo de la investigación es la forma de contribuir al conocimiento general y la culminación de un trabajo que, además, nos empodera como profesionales; y por otra, un refuerzo positivo para el grupo investigador, que nos anima a seguir trabajando, elaborando nuevas hipótesis y generando nuevas investigaciones.

Cidoncha: Porque siempre se tiene la sensación de que el trabajo realizado de uno mismo es el mejor, pero creo que hay que someterlo a juicio de otros profesionales para saber si el camino andado pudiera ser el acertado o no. Además, sirve como ventana para la exposición y de acercamiento de ese trabajo al resto de profesionales sanitarios, y permita expandir y evolucionar la capacidad funcional enfermera.

P.: Su trabajo fue “Retirada accidental de sondas enterales en el paciente crítico”, ¿por qué se inclinaron por estudiar este tema? ¿Qué objetivos se plantearon al iniciar esta investigación?

R.: S.: La retirada accidental de dispositivos es una dolorosa realidad que puede acarrear distintas complicaciones al paciente crítico, comprometido por definición. Es un problema relacionado directamente con la seguridad del paciente y que puede ser perfectamente evitable. Encontrar la solución es un objetivo importante de esta investigación. En nuestra unidad, se lleva realizando seguimiento de pacientes con dispositivos, incluida la sonda enteral, desde el año 1995 y se han producido diferentes modificaciones relacionadas con la forma de cuidar, quizás la más relevante sea el control del nivel de dolor y sedación por parte de las enfermeras o el cuidado del paciente con delirio. Es muy interesante evaluar cómo estos cambios van influyendo en el cuidado de la persona y sopesar todo lo que nos queda por aprender para mejorar nuestra práctica diaria.

J.: La importancia que en nuestra profesión tiene la retirada accidental de dispositivos, y, concretamente, la retirada de sondas enterales, se documenta ampliamente en la bibliografía, donde hay evidencias que sustentan esta relevancia, en aspectos tan importantes como la calidad de cuidados enfermeros, costes, complicaciones, etc.

Tras haber llevado a cabo estudios previos en la unidad, nuestras tasas de retirada accidental de sondas enterales eran altas, por lo que nos planteamos formular mejoras en las prácticas enfermeras que pudieran contribuir a reducir la tasa de retirada accidental de estos dispositivos. Nuestro objetivo fue conocer el impacto de una actividad formativa en métodos alternativos de fijación de sondas enterales, además de valorar la importancia de trabajar con escalas de analgosedación e identificación de delirio y su relación con la retirada accidental de dispositivos.

P.: ¿Cómo llevaron a cabo este trabajo? ¿Cómo desarrollaron la investigación?

R.: S.: Este proyecto es el resultado de dos años de trabajo, abordado desde la perspectiva de la seguridad del paciente y control de calidad que se lleva realizando desde el año 1995. En diferentes periodos observamos que la sonda enteral siempre es el dispositivo con mayor retirada accidental, y el que más se autorretira el paciente. En los diferentes controles de calidad intentamos incluir alguna medida correctora para evitar este evento adverso. Y en ese camino seguimos, intentando innovar en el cuidado del paciente crítico.

J.: El trabajo se desarrolló en dos periodos de tres y seis meses respectivamente. Se trata de un antes y un después tras una actividad formativa. Se recogieron datos demográficos, tipo de sonda, fecha de inserción, retirada de la SE y motivo de la retirada. También se registró en el momento de la autorretirada la presencia de contención mecánica, dolor valorado por Escala Visual Analógica (EVA) o Escala de Conductas Indicadoras de Dolor (ESCID), nivel de sedación/agitación valorado mediante Richmond Agitation/Sedation Scale (RASS), presencia de delirio mediante Confusion Assessment Method for the Intensive Care Unit (CAM-ICU) y si la retirada y/o reinserción de los dispositivos retirados accidentalmente ocasionó algún evento adverso. Entre los dos periodos se dieron a conocer los resultados y se propusieron dos métodos alternativos de fijación de sondas enterales. La actividad formativa se realizó en los turnos de trabajo en sesiones de 15-20 minutos en las que se expuso una serie de recomendaciones elaboradas por el equipo investigador .Tras formar a todo el personal, se llevó a cabo una nueva recogida de datos en el segundo periodo.

P.: ¿Cuáles han sido las principales conclusiones de su estudio?

R.: S.: Realmente, nos queda un largo camino por recorrer para evitar este evento adverso, y basándonos en los resultados obtenidos, creemos que las futuras acciones deben ir dirigidas a incentivar la formación de enfermeras en la valoración y tratamiento del dolor, fomentando una adecuada evaluación del nivel de sedación, prevención y detección precoz del delirio. Además, es necesario incidir en los cuidados específicos del paciente con sondaje enteral, teniendo presentes las condiciones necesarias de seguridad a la hora de realizar una correcta movilización del paciente crítico. Todo esto implica la colaboración y participación de un equipo multiprofesional, propio de los cuidados intensivos.

J.: Las acciones que realicemos en el futuro con los pacientes tienen que tener como objetivo evitar la retirada accidental de dispositivos. Para ello, será importante formar y fomentar el trabajo diario con escalas de valoración del dolor, nivel de sedación y la prevención precoz del delirio. Además, desde un enfoque multidisciplinar, hay que mejorar los cuidados que aplicamos a los pacientes portadores de sondas enterales en las unidades de cuidados intensivos.

P.: Desde su punto de vista, ¿en qué situación se encuentra la investigación científica enfermera en este ámbito? ¿Qué trayectoria ha tenido? ¿Qué perspectivas de futuro le aguardan?

Susana Arias, Rivera Raquel Sánchez, Virginia López, Elena Casado y Mª del Mar Sánchez

R.: S.: Se trata de un gran problema que, a la vista de los resultados obtenidos, creemos recibe poca atención tanto por parte de los profesionales como de las sociedades científicas relacionadas con el cuidado del paciente crítico. Como indicamos en el texto, es necesario darle la importancia que tiene, pues el impacto sobre el paciente es trascendental. Es necesaria la creación de indicadores de calidad que valoren la retirada accidental. Es evidente que todavía no hemos encontrado el método de fijación ideal para este dispositivo, y ejemplifica, de alguna manera, que es necesaria la creación de una especialidad de cuidados intensivos que dote a la enfermera de UCI de conocimientos y habilidades específicas para este tipo de pacientes (escalas de sedación, control del dolor, manejo del delirio, movilización de pacientes críticos, alimentación enteral, etc.).

J.: Tras una búsqueda bibliográfica exhaustiva, hemos encontrado trabajos publicados sobre la retirada accidental de dispositivos en un periodo de tiempo amplio, pero se debería seguir investigando en algunos aspectos, como el tipo de apósito para la fijación de las sondas, la necesidad de cambios de apósito, nuevas formas de fijación de sondas enterales (brida nasal), relación existente entre la retirada accidental y las variables, nivel de analgesia, sedación y presencia de delirio… Aunque se ha estudiado la relación del dolor, el nivel de sedación y la presencia de delirio vinculada con la retirada accidental de dispositivos, en algunos de estos estudios se realiza una medición subjetiva de estas variables, y sería necesario utilizar escalas validadas para dar fuerza a los resultados.

C.: Desde mi punto de vista, es escasa, ya que se centra más en el impacto económico que produce que en la calidad de cuidados que proporcionar, así como en enfrentar la analgosedación a la sedoanalgesia. Aunque siempre se le ha dado importancia, creo que su trayectoria ha tenido un perfil bastante claro, que ha sido abaratar coste, pero me gustaría que hubiera un cambio en el timón y que fuera encaminada a reducir el dolor del paciente. En el futuro espero que se centre más en potenciar todas las líneas investigadoras, ya no solo en este ámbito, si no en todos, para que haya un crecimiento progresivo en la práctica enfermera y que, así, los pacientes sean los verdaderos beneficiarios de estas investigaciones

P.: ¿Tienen pensado continuar su labor investigadora en este campo?

R.: S.: En nuestro servicio continuaremos realizando los controles de calidad relacionados con la retirada accidental de dispositivos, práctica que debería extenderse a otras unidades, pues revela información muy interesante relacionada con el cuidado del paciente, y que puede orientar la implantación de medidas de seguridad que eviten la retirada accidental; por supuesto, siempre basándose en la mejor evidencia. Y sobre este aspecto, creo que aportamos nuestro granito de arena.

J.: En nuestra unidad venimos realizando evaluaciones periódicas de retirada accidental de dispositivos, enmarcadas en el control de calidad del propio servicio, y así volveremos a proceder, ya que es mucha la información que estos datos nos muestran y nos abren caminos para nuevas actividades investigadoras y de mejora.

C.: Sí, en este y en otros, siempre y cuando sea factible y cuenten conmigo, para que la evolución de la práctica enfermera sea en un crecimiento único, basado en la evidencia; en la evidencia enfermera del siglo XXI.

P.: ¿Qué ha supuesto para ustedes ser los ganadores de los Premios Metas 2020?

R.: S.: Si tenemos en cuenta el año tan complicado para todos, pero especialmente para las enfermeras que trabajamos en intensivos, ha sido una de las mejores noticias que hemos podido recibir. Este premio goza de un importante reconocimiento, y para nosotras ha sido un honor recibirlo. Ha supuesto una inyección de energía impresionante que, por un momento, nos ha hecho olvidar la situación actual. Es tremendamente motivador.

J.: Supone sobre todo un estímulo y un impulso para seguir investigando, además del reconocimiento del trabajo y del esfuerzo frente a nuestros compañeros y al resto de la sociedad. Agradecemos, por tanto, a la revista Metas que nos haya otorgado este premio, que hemos recibido con tanta ilusión.

C.: Para mí es un gran impulso emocional que se reconozca el esfuerzo de equipo en la lucha de la evidencia, porque ser enfermera en estos días es de valientes. Además, formar parte de este equipo ha sido fabuloso, he aprendido de grandes, grandísimas, enfermeras, y maravillosas compañeras.

Noticias relacionadas

Ganadores Premios Metas, Premios Metas 2020, revista Metas de Enfermería

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*