Reunión nacional sobre las deficiencias de yodo en la alimentación y la disfunción tiroidea

Miércoles, 11 de diciembre de 2013

El Complejo Hospitalario de Jaén celebrará el viernes y sábado la XIII Reunión de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, para abordar las deficiencias de yodo en la alimentación y la disfunción tiroidea.

Dichas jornadas contarán con la participación de expertos a nivel nacional en estos dos problemas de salud y se dividirán en cuatro bloques: «El déficit de yodo y la disfunción tiroidea durante la gestación», «Administración y clínica ¿hay posibilidad de consenso?», «Investigación básica» y «Patología tiroidea de actualidad». Asimismo, se desarrollará una presentación que incluirá la conferencia «Historia de la yododefiencia en el mundo», a cargo de la endocrinóloga Piedad Santiago, del hospital jiennense.

Entre los ponentes de esta reunión, se encuentran Juan José Arrizabalaga, del Hospital de Victoria-Gazteiz; José Calzado y Manuela Gassó, del Complejo Hospitalario de Jaén; Francisco Chavernas, jefe del servicio de la Delegación Territorial de Salud y Bienestar Social; Sergio Donnay , del Hospital de Alcorcón (Madrid); Estrella González y Federico Soriguer, del Hospital Regional de Málaga; Teresa Iglesias, del Hospital Xeral (La Coruña); José Carlos Moreno, del Hospital La Paz (Madrid); Antonio de la Vieja, del Instituto de Salud Carlos III ; Frederic Tortosa, del Vall d»Hebrón, y Silvia Elisa Wengrowicz, del Dexeus, ambos centros hospitalarios de Barcelona.

Investigaciones sobre la suplementación con yoduro potásico en gestantes

Desde hace años, Piedad Santiago realiza investigaciones relacionadas con la suplementación de la alimentación habitual de las mujeres gestantes con yoduro potásico. A través de uno de sus estudios, esta especialista demostró que la provincia jiennense es una zona deficitaria en este nutriente y que el cociente intelectual de los niños se relaciona con esta carencia.

«El déficit de yodo causa trastornos graves como el bocio o el cretinismo endémico, además de alteraciones en el desarrollo intelectual y neurológico que se inician durante el embarazo. Si la madre está sometida a un ambiente en el que el aporte de este nutriente es insuficiente, existen muchas posibilidades de que esto se produzca. Este problema nutricional se podría prevenir con el consumo de sal yodada», señala Piedad Santiago.

Esta doctora forma parte del grupo de trabajo para la erradicación de los trastornos causados por déficit de yodo de la Sociedad Española de Endocrinología. La mayor parte de las mujeres gestantes estudiadas por este organismo presenta déficit de yodo respecto a los índices aconsejados por la Organización Mundial de la Salud. La causa de este problema de salud es que sólo el 31,7% de ellas consume de forma habitual sal yodada, que es el principal alimento portador de este nutriente.

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*