Un estudio demuestra que las batas quirúrgicas retienen superbacterias

Miércoles, 17 de julio de 2019

Un equipo de investigadores de la Universidad de Plymouth ha publicado un estudio que demuestra que a pesar de esterilizar las batas quirúrgicas, hay bacterias que sobreviven. En este caso hablan del Clostidium difficile, que puede provocar diarrea severa, complicaciones intestinales e incluso en algunos casos la muerte.

A. Creu | A. García

La investigación fue publicada en la revista Applied and Environmental Microbiology, en colaboración con la Universidad de Cardiff y con el apoyo de la Sociedad de Microbiología Aplicada, y en ella demostraban que tras analizar las batas quirúrgicas de un solo uso, y tras desinfectarlas con productos químicos de alta resistencia, los investigadores se dieron cuenta de que había bacterias que sobrevivían y no se eliminaban, pudiéndose transferir a otros objetos.

C difficile es una superbacteria realmente fuerte y es muy importante que los hospitales impidan que se propague. Para ello, además de aumentar la concentración del desinfectante los expertos sugieren llevar a cabo prácticas de higiene adecuadas. Medidas como no usarse batas quirúrgicas fuera de las áreas aisladas, ya que las esporas de esta bacteria están adaptadas para adherirse a las superficies clínicas y se pueden transferir fácilmente, causando infecciones en los pacientes.

“En una época en que las infecciones se están volviendo resistentes a los antibióticos, es preocupante pensar que otras bacterias se están volviendo resistentes a los biocidas. Por lo tanto, lo mejor que podemos hacer es asegurarnos de que los procedimientos de control de infecciones sean sólidos, eficaces y estandarizado”, concluye una de las autoras del estudio.

Noticias relacionadas

Bacterias, desinfección, estudio, higiene, quirófano, supervivencia

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*