Sobre la crisis en Chile ante el coronavirus

Miércoles, 2 de septiembre de 2020

A finales de diciembre de 2019 se habría producido un caso enigmático de neumonía masiva en la localidad de Wuhan, China, atrayendo la mirada de todas las autoridades sanitarias de ámbito mundial, debido a sus altas tasas de mortalidad y su gran propagación por el nivel de contagio (1). En síntesis, esta neumonía, ocasionada por una especie de coronavirus denominado SARS-CoV-2, el cual ha desarrollado la enfermedad COVID-19, se ha extendido rápidamente a diversos lugares, países y continentes; esto se ha visto favorecido por el proceso de globalización, causando un grave e importante incremento en la letalidad mundial asociada a este microorganismo (2).

La experiencia vivida en China permitió conocer la cadena de transmisión de dicho virus y cómo frenar los posibles mecanismos de contagio, convirtiéndose en un grave problema de salud pública. Esto ha ayudado que muchos países hayan tomado diferentes medidas para evitar la propagación de la enfermedad viral, una de ellas relacionada con el confinamiento de hogares, centros de acogidas y otros, estrategia que ha tenido variantes en su aplicación en ciudades completas, con el único objetivo de evitar aglomeraciones de personas. Esta estrategia afecta de forma muy intensa a las actividades sociales, recreativas y educativas en todos sus niveles (3).

En Chile, el Ministerio de Salud, en conjunto con el de Educación, con la misión de evitar mayor contagio en los jardines de infancia, colegios, institutos y universidades, ha implementado medidas drásticas de suspensión de cualquier actividad lectiva presencial, brindando alternativas educativas para todos los niveles de enseñanza, donde se ha previsto desde cada centro educacional la continuidad de clases vía online, compartiendo cada actividad curricular desde el confinamiento del hogar, pero trayendo varias repercusiones en cuanto a la salud mental del alumnado y su familia (4).

Este proceso de enclaustramiento, por lo general, no es bien percibido por el educando y su familia, desencadenando sentimientos de miedo, aprehensión y temor a salir del hogar para evitar contraer la enfermedad e infectar a sus miembros. Sin embargo, en los que conviven en exclusión social estas inseguridades se acentúan aún más en las familias cuando hay presencia de adultos mayores y/o enfermos crónicos de cualquier edad reconocidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como población de riesgo (2).

Es así, entonces, que la estrategia de confinamiento, determinada como una de las mejores medidas de prevención para la transmisión, ha arrastrado una serie de respuestas emocionales relacionadas con esta disposición, dentro de las que destacan el miedo intenso, ansiedad, angustia, irritabilidad, enojo, falta de concentración y problemas de sueño (2,5).

Sumado a todo esto se encuentra también la carga de trabajos educativos online que deben llevar a cabo los niños y los jóvenes, teniendo que ser resuelta en un ambiente familiar donde fluyen espacios de estrés sobre el educando que, además, debe colaborar con las labores propias del hogar y que, al parecer, no le permiten concentrarse en sus estudios plenamente (5).

Chile es un país que cuenta con una amplia diversidad en distintos niveles y realidades, tales como familiares, culturales, étnicas y sociales, algunas más vulnerables que otras, por lo que estudiar desde el ambiente familiar en confinamiento se está transformando, parece ser, en una tarea difícil que requiere de redes de apoyo, siempre que se cuente con las facilidades para ello.

Sin embargo, hay muchos inconvenientes para hacer de esta tarea algo provechoso, como la imposibilidad de acceso de muchas familias de tener un ordenador u otro sistema de comunicación y/o una conexión a internet, así como contar con el recurso físico y humano para llevar a cabo de la mejor manera la teletarea, pudiendo incluso ser estresante tener que estar en una videollamada con miembros de la familia dentro del mismo espacio del hogar (6), sumado todo esto a la multiplicidad de roles con los cuales debe cumplir en su vivienda el educando y su familia.

La situación educativa chilena en estos momentos no está observando de forma equitativa a las familias, ya que los recursos entregados por las autoridades y comunidades formativas de centros de enseñanzas permiten solo el uso de materiales educativos a familiares que solamente posean internet. A pesar de que en el pasado mes de abril se propició la utilización de la televisión como medio de comunicación para acceder al material educativo, no se tuvo en cuenta a la población que reside en las en zonas rurales y de bajos recursos, donde tampoco están al alcance de estos medios (7,8). Además hay que añadir a este inconveniente lo poco inclusiva que ha sido la estrategia, pues no cuenta con traductor en lenguaje de signos.

Estas coyunturas se ven insertadas hoy día en Chile, cuando los reportes judiciales y del Ministerio de Desarrollo Social y Familia informan de un aumento de las situaciones de violencia intrafamiliar en los espacios confinados de los grupos familiares, pareciendo ser constituyentes de afectaciones de la salud mental con impactos psicosociales profundos, en especial si sus agresores corresponden a sus propios padres y/o cuidadores, porque desde la estructura emocional del sujeto se espera que estas personas deban cumplir con ciertos patrones sociales relacionados con la protección y resguardo en tiempos de pandemia (9).

Los profesionales de la Enfermería están respondiendo intensa y lo más eficazmente posible en estos tiempos de crisis global, cumpliendo con los roles asistenciales necesarios e indispensables para dispensar cuidados de calidad a la población desde la prevención, el tratamiento y la rehabilitación post-COVID-19. Sin embargo, hay situaciones, como las descritas, a las que las enfermeras no pueden llegar, a pesar de estar demandando a los grupos políticos y gubernamentales los medios necesarios para atender a todas las personas frente a esta crisis sanitaria y posterior a ella.

Bibliografía

  1. Xing Bing Zl, Za Zhi Z.The epidemiological characteristics of an outbreak of 2019 novel coronavirus diseases (COVID-19) in China. China Journal of Perfomance and Disease [internet]. 2020 [citado 8 may 2020]; 10;41(2):145-51. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/32064853
  2. Organización Mundial de la Salud (OMS). Brote por enfermedad de coronavirus (COVID-19). Situación de las Américas [internet]; 2020. [citado 8 may 2020]. Disponible en: https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019
  3. Organización de Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO). El coronavirus COVID-19 y la educación superior: impacto y recomendaciones [internet]; 2020. [citado 8 may 2020]. Disponible en: https://www.iesalc.unesco.org/2020/ 04/02/el-coronavirus-covid-19-y-la-educacion-superior-impacto-y-recomendaciones/
  4. Escala MJ. Foro IV (A) expansión de la educación virtual y psicología educativa: ¿el COVID-19 como detonante de una renovación de las prácticas educativas? Instituto Tecnológico de Santo Domingo [internet]; 2020. [citado 8 may 2020]. Disponible en: https://www.researchgate.net/publication/340005977
  5. Vilelas JMS. The new coronavirus and the risk to children’s health. Rev. Latino-Am. Enfermagem [internet]; 2020 [citado 20 abr 2020]; 28:e3320. Disponible en: https://preprints.scielo.org/index.php/scielo/preprint/view/78/95
  6. Berrios C, García C. Ciudadanía en conflicto. Enfoques, experiencias y propuestas. Facultad de Humanidades, Universidad de Santiago de Chile. Ediciones Adriana. [internet] 2018 [citado 2 may 2020]; 181. Disponible en: http://library.oapen.org/bitstream/id/7cc46afd-91cb-42f8-adf3-3689e89b1795/978-9 56-8416-59-1.pdf#page=181
  7. Ministerio de Educación de Chile. (MINUEDU). Aprendo en línea. Recursos digitales para el autoaprendizaje en casa y el aprendizaje en familia, con el apoyo de cada establecimiento escolar [internet] 2020 [citado 8 may 2020]. Disponible en: https://www.mineduc.cl/
  8. Ministerio de Educación de Chile. (MINUEDU). Plan de Acción MINEDUC COVID-19 para instituciones de educación superior [internet] 2020 [citado 8 may 2020]. Disponible en: https://www.mineduc.cl/
  9. Cortés ME. Coronavirus como amenaza a la salud pública. Rev. méd. Chile [internet] 2020 [citado 20 abr 2020]; 148(1):124-6. Disponible en: https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-98872020000100124&lng=es

Sánchez Rodríguez JR et al. Sobre la crisis en Chile ante el coronavirus. Metas Enferm jun 2020; 23(5):79-80

Publica tu relato en Metas de Enfermería

¿Te gusta escribir y tienes alguna experiencia que quieras compartir relacionada con la profesión? Ahora cuentas con ver publicadas tus vivencias en la revista Metas de Enfermería. Si has vivido una historia interesante, personal o cercana relativa a la práctica enfermera, puedes plasmarla en un texto que tenga entre 1.200 y 1.400 palabras. Las normas de publicación de la revista pueden consultarse a través del siguiente enlace.

Noticias relacionadas

Chile, Coronavirus, COVID-19

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*