Enfermera y cofrade: «La decisión de participar en las procesiones la tengo «inscrita en mi ADN», es una forma de vida, al igual que la Enfermería»

Miércoles, 8 de abril de 2020

Esta será una Semana Santa diferente. El coronavirus ha provocado que se tengan que cancelar todos los actos públicos, los trabajos, tiendas y fiestas, entre ellas, la Semana Santa, una de las más esperadas. Muchas personas ya tenían sus viajes organizados, como Ángela Domínguez Ballesteros. Esta enfermera de quirófano trabaja en el Hospital Marqués de Valdecilla de Santander y como cada año, contaba las horas para hacer la maleta y trasladarse a Zamora, donde la Semana Santa está declarada Interés Turístico Internacional y Bien de Interés Cultural, para reencontrarse con su familia y amigos, escuchar el Merlú y las diferentes bandas, ponerse las túnicas de cofrade y acompañar a los pasos en las más de cuatro procesiones en las que sale. Hasta ahora nunca había faltado, nunca había dejado de lado su pasión, y aunque le duele no poder asistir, como profesional sanitaria admite que celebrarla hubiera supuesto un gran riesgo. Solo queda esperar un año más…

Ángela Domínguez en la procesión del Martes Santo por la noche

-Pregunta: ¿Por qué decidiste ser enfermera? ¿Siempre lo tuviste claro?

-Respuesta: La Enfermería no solo es una profesión, es un estilo de vida, es una forma de vivir. Decidí ser enfermera porque es la profesión más bonita del mundo, y sí, siempre tuve claro que quería dedicarme al mundo sanitario y cuidar a las personas.

-Pregunta: ¿Qué es para ti la Semana Santa? ¿Es importante la S.S en tu ciudad?

-Respuesta: Para mí la Semana Santa es la mejor semana del año, es una tradición familiar que conozco desde que tengo uso de razón y sinceramente es algo muy especial. Por supuesto que es importante «mi Zamora» en Semana Santa, es una de las pocas veces del año que nos juntamos toda mi familia ya que el resto del año estamos repartidos por toda España. También es una época del año donde afloran sentimientos y emociones que están ocultos el resto del tiempo y la ciudad cambia totalmente de imagen.

-Pregunta: ¿Por qué te decantaste en participar activamente y hacerte cofrade? ¿Sales en muchas procesiones? ¿Por qué elegiste esas exactamente?

-Respuesta: La verdad es que es algo difícil de explicar y a la vez de entender, esta decisión de participar en las procesiones la tengo «inscrita en mi ADN», es una forma de vida, al igual que la Enfermería. Actualmente he reducido el número de procesiones, ya que al vivir tan lejos de casa no podía disfrutar tanto de la familia y los amigos, pero he llegado a salir en siete/ocho procesiones cada Semana Santa durante muchos años; sin embargo, actualmente salgo en cuatro/cinco. He decidido estas procesiones porque cada una de ellas significan algo especial para mí o tengo un motivo familiar o sentimental que me unen a ellas.

Ángela Domínguez sale desde pequeña en muchas procesiones.

-Pregunta: ¿Cuándo te decidiste apuntar como cofrade? ¿Por qué?

-Respuesta: Sinceramente soy cofrade desde que tengo seis meses, fue de las primeras cosas que hizo mi familia cuando nací, apuntarme en la procesión de la Virgen de la Soledad. A partir de ese momento comenzó mi pasión por la Semana Santa, es un sentimiento que se lleva en la sangre desde que naces y no hay año que no desees que lleguen estos días.

-Pregunta: Al ser profesional sanitaria también trabajarás en plena Semana Santa. ¿Cómo compatibilizas el trabajo con las procesiones?

-Respuesta: He de decir que hasta el momento, he tenido mucha suerte y he podido asistir siempre a la Semana Santa, pero reconozco que por motivos laborales llegará el día que esto no sea así y me da mucha pena.

-Pregunta: En momentos como las procesiones donde hay tanta aglomeración de gente, ¿dirías que es importante saber conocimientos básicos de primeros auxilios por si ocurre algo a algún hermano/a?

-Respuesta: Por supuesto, pienso que es algo básico, de hecho, desde hace unos años todas las cofradías de Zamora han decidido llevar algunos DESA (desfibrilador externi semiautomático) en las procesiones, concretamente dentro de los pasos. Hay que tener en cuenta que muchos años coincide que hace mucho calor y cargan los pasos muchos hermanos en un espacio muy concurrido soportando grandes pesos (algún paso llega a pesar más de 1.000 kilos), se necesita siempre una supervisión o control por si pudiera ocurrir algo en algún momento.

También procesiona junto a su familia

-Pregunta: ¿En alguna ocasión has tenido que aplicar tus conocimientos de Enfermería en alguna procesión? ¿Hay alguien encargado por si pasa algo?

-Respuesta: No, hasta el momento yo no he tenido que asistir a nadie. Por supuesto, en cada procesión hay un o dos equipos de soporte vital básico dispuestos a actuar en cualquier momento.

-Pregunta: ¿Qué es lo que caracteriza o define a un cofrade de Zamora

-Respuesta: En mi opinión, pienso que ser cofrade es algo de lo que te tienes que sentir y estar orgulloso, principalmente de lo que significa llevar esa túnica o atuendo encima de tus hombros y caminar durante horas y horas acompañando a las figuras que se representan nuestra Semana Santa. También pienso que es algo que debes de sentir, notar cómo el corazón se te estremece cuando estás en la fila y escuchas el barandandales o la Banda de Cornetas y Tambores, o lo que sientes cuando ves a tu padre meter el paso de Semana Santa en el museo. Ser cofrade es algo que se debe vivir, no se puede explicar.

-Pregunta: Ahora estás viviendo fuera de Zamora y habrás visto otras formas de vivir la Semana Santa. ¿Crees que la de Zamora tiene algo distinto de cómo se celebra en otros lugares?

-Respuesta: Sí, he vivido en muchas ciudades, en algunas también se vive mucho la Semana Santa y en otras no. Pero la verdad, para mí, como la Semana Santa de Zamora no hay ninguna. Tiene algo distinto, algo especial, algo mágico que hay que vivirlo.

La enfermera Ángela Domínguez junto a otros hermanos antes de salir en la procesión.

-Pregunta: ¿Con qué día te quedas de la Semana Santa?

-Respuesta: Es muy difícil decidirme por un día en concreto, para mí todos son especiales. Pero si tengo que escoger un día, sería Viernes Santo, sin lugar a dudas. Es un día lleno de emociones, sobre todo familiares. Comienza con el desayuno obligatorio de sopas de ajo con ellos en la calle de las Tres Cruces a las 7 de la mañana.

También es un día especial porque por la mañana tenemos la procesión de Jesús de Nazareno junto con la Banda de Cornetas y Tambores, y por la tarde la procesión del Santo Entierro, donde mi padre carga un paso de la cofradía. No podría explicar con palabras lo que supone para mí este día, pero es una mezcla de felicidad, nervios, emoción y mariposas en el estómago, pero solo eres capaz de entenderlo si te pones en primera fila a verlo.

-Pregunta: Debido a la situación de alarma por la pandemia del coronavirus han decidido cancelar la Semana Santa. Como profesional sanitaria, ¿crees que ha sido una decisión acertada?

-Respuesta: Dejando a un lado mi pasión por la Semana Santa y que me duele mucho no poder ir a mi ciudad, pienso que ha sido la mejor decisión que el Gobierno ha podido tomar. Es cierto que son fechas claves para Zamora, ya que es una semana en la que todo el mundo vuelve a rodearse de la gente que vuelve a sus casas y también de mucho turismo, pero era un riesgo muy alto.

Noticias relacionadas

cofrade, enfermeros, procesiones, Semana Santa, Zamora

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*